PASIÓN EN CIEZA: La Virgen del Buen Suceso Coronada regresó a su ermita de la Atalaya.

@JoseMariaCamara 

¿Te acuerdas la última vez que nos vimos? ¿Recuerdas que felices éramos y como brillaba septiembre en su divino rostro? ¿Recuerdas al bebe? ¿Y a la mujer mayor que no se separa ni un instante de su trono? ¿Lo recuerdas? Pues hoy los recuerdos se han esfumado para hacerse realidad. Septiembre ha vuelto a despertar al alba cuando la Patrona de Cieza, coronada de flores, ha vuelto a cruzar el Puente de Hierro. Ahí vuelve a hacerse realidad una nueva Romería, la de la Virgen del Buen Suceso Coronada.

Pero vamos a ver: ¿realmente han pasado dos años? ¿Esto es un sueño o es la realidad? ¿De verdad hay un trono en las calles? ¿De verdad está sonando una banda de música? ¿De verdad ha vuelto a estallar la pólvora? SI, rotundamente, SI. Hoy Cieza ha vuelto a despertar para ir de romería. Hoy Cieza no ha tenido que recurrir a videos, redes sociales o recuerdos; la Virgen del Buen Suceso Coronada, Patrona de Cieza, ha acariciado el alba, se ha despedido por última vez, hasta el próximo año, de cada uno de los pilares que ha sostenido durante estos dos largos años de estancia forzada en la Basílica de la Asunción y ha emprendido el camino de regreso a su casa de la Atalaya.

Hemos vuelto, si señores; hemos vuelto a caminar junto a la Patrona de Cieza, hoy habían ganas de recrearse, ir despacito, disfrutando de la música, de la mañana y de las sensaciones que hace dos años perdimos. Menos gente, eso sí, pero bueno, ¿para qué más si en Ella lo tenemos todo? Todo era reencuentro, todo era alegría, incredulidad por volver y entusiasmo por ver que es posible procesionar pese al COVID y a quien niega la evidencia.

A las ocho y cinco rompía la mañana en el volteo de las campanas de la Basílica, en el Himno Nacional y en los aplausos de un pueblo que, dos años después, volvía a ver una procesión en la calle, y no una cualquiera, sino la de su patrona. Con Ella han estado todos los que siempre estuvieron: ha estado la mujer mayor que, con su medalla al pecho, no se ha separado de la Virgen ni un segundo, pese a que la edad y las fuerzas son una carga pesada, ha estado el bebe recién nacido que, por fin, ha podido vivir su primera procesión y conocer, cara a cara, como los ciezanos entendemos eso que llaman ‘’ procesiones’’; han estado las mujeres reclamando su momento para llevar a nuestra Patrona y ha estado quien, ni un solo día durante estos dos años, le ha quitado ojo para que Ella sola llenara la Basílica de la Asunción.

Mañana de reencuentros la de hoy en la que todo ha sido como lo recordábamos. Las cofradías han vuelto a unirse para hacer realidad una meta común, la Junta de Hermandades Pasionarias ha vuelto a ponerse al frente de un cortejo y, con valentía, nervios y tesón han hecho del traslado de hoy un regalo para los cofrades que, como una carga pesada, hemos añorado cada segundo de nuestras vidas aquello que llamamos Semana Santa Ciezana.

A las once y media de la mañana cruzaba el dintel de su ermita para, desde su ‘’celestial mansión’’ bendecir, proteger y recibir a todos aquellos ciezanos que en las suaves tardes de otoño, en las frías noches de invierno y en las ya calurosas mañanas de primavera se acercan hasta Ella para contarle, a bonico, sus penas, sus glorias, sus desvelos y sus sueños. Seguro que muchos le pedirán que todo siga como hoy, para así, por fin, poder volver a despertar en la mañana radiante del Domingo de Ramos, el de siempre, no el que nos quieran imponer los señores de traje y solideo en la cabeza.  El culto externo es del pueblo; hoy Cieza lo ha demostrado siendo la primera localidad de la Región de Murcia en poner en la calle una romería.

El acompañamiento musical ha corrido a cargo, como es tradicional, de la Asociación Musical Ciezana ‘’Los Revoltosos’’ y el arreglo floral del arco ha sido realizado a base de lisianthus, margaritas, clavel, pino, paniculata y orquídeas, mientras que los centros de flores llevaban lisianthus, meiyeri, paniculata y astromelias. Todo en tonos blancos y pasteles.

El trono utilizado para el traslado ha sido el utilizado para el Rosario de la Cofradía de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, Hijos de María.

Volvimos como nos fuimos, pero con la diferencia de que hemos vuelto para no irnos más. Las calles serán nuestras, hoy comienza una nueva cuenta atrás. Tienen licencia para soñar.

Recuerde que todo el material de este blog esta sometido a una licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International. Por lo que el material no puede ser vendido ni modificado sin el consentimiento expreso del autor. La realización de lo anteriormente dicho puede conllevar el pago de una cantidad determinada por el propietario intelectual de estas imágenes.

José María Cámara Salmerón

Cofrade y Soñador

17/5/13

Deja un comentario