PASIÓN EN CIEZA: La Virgen del Buen Suceso Coronada regresó a su ermita de la Atalaya.

@JoseMariaCamara 

¿Te acuerdas la última vez que nos vimos? ¿Recuerdas que felices éramos y como brillaba septiembre en su divino rostro? ¿Recuerdas al bebe? ¿Y a la mujer mayor que no se separa ni un instante de su trono? ¿Lo recuerdas? Pues hoy los recuerdos se han esfumado para hacerse realidad. Septiembre ha vuelto a despertar al alba cuando la Patrona de Cieza, coronada de flores, ha vuelto a cruzar el Puente de Hierro. Ahí vuelve a hacerse realidad una nueva Romería, la de la Virgen del Buen Suceso Coronada.

Pero vamos a ver: ¿realmente han pasado dos años? ¿Esto es un sueño o es la realidad? ¿De verdad hay un trono en las calles? ¿De verdad está sonando una banda de música? ¿De verdad ha vuelto a estallar la pólvora? SI, rotundamente, SI. Hoy Cieza ha vuelto a despertar para ir de romería. Hoy Cieza no ha tenido que recurrir a videos, redes sociales o recuerdos; la Virgen del Buen Suceso Coronada, Patrona de Cieza, ha acariciado el alba, se ha despedido por última vez, hasta el próximo año, de cada uno de los pilares que ha sostenido durante estos dos largos años de estancia forzada en la Basílica de la Asunción y ha emprendido el camino de regreso a su casa de la Atalaya.

Hemos vuelto, si señores; hemos vuelto a caminar junto a la Patrona de Cieza, hoy habían ganas de recrearse, ir despacito, disfrutando de la música, de la mañana y de las sensaciones que hace dos años perdimos. Menos gente, eso sí, pero bueno, ¿para qué más si en Ella lo tenemos todo? Todo era reencuentro, todo era alegría, incredulidad por volver y entusiasmo por ver que es posible procesionar pese al COVID y a quien niega la evidencia.

A las ocho y cinco rompía la mañana en el volteo de las campanas de la Basílica, en el Himno Nacional y en los aplausos de un pueblo que, dos años después, volvía a ver una procesión en la calle, y no una cualquiera, sino la de su patrona. Con Ella han estado todos los que siempre estuvieron: ha estado la mujer mayor que, con su medalla al pecho, no se ha separado de la Virgen ni un segundo, pese a que la edad y las fuerzas son una carga pesada, ha estado el bebe recién nacido que, por fin, ha podido vivir su primera procesión y conocer, cara a cara, como los ciezanos entendemos eso que llaman ‘’ procesiones’’; han estado las mujeres reclamando su momento para llevar a nuestra Patrona y ha estado quien, ni un solo día durante estos dos años, le ha quitado ojo para que Ella sola llenara la Basílica de la Asunción.

Continuar leyendo «PASIÓN EN CIEZA: La Virgen del Buen Suceso Coronada regresó a su ermita de la Atalaya.»