SOBREVIVIR IX: ¿Ir a la naturaleza? ¡Sino la han pisado en su vida!

@JoseMariaCamara

Esta mañana, a primera hora, leía un titular de D. Miguel Villegas, Consejero de Sanidad de la CARM. La cuestión es que el Señor Villegas decía sobre el desconfinamiento y la salida a la calle de los niños: ‘’la salida del confinamiento debe servir para reconectar a los niños con la naturaleza y la realización de ejercicio físico’’. La nota añade: ‘’ Para ello, los municipios van a poner a punto para el uso las vías verdes y sendas naturales para que puedan ser usadas por los más pequeños’’. Y yo pregunto: ¿Alguna vez han estado los niños conectados con la naturaleza? Seguro que alguno si, pero la inmensa mayoría no han pisado en su vida una caca de cabra o se han puesto de tierra hasta las orejas.

No podemos intentar inventarnos un contexto social que nunca se ha dado. Durante estos días estoy empapándome mucho del tema de la ESPAÑA VACÍA. Estoy leyendo mucho sobre sus autores y viendo videos sobre este fenómeno; el mismo, generalmente, se ha dado por pensamientos ideológicos, por el desarrollo industrial y la falta de oportunidades. Los factores anunciados anteriormente han provocado la huida masiva de sus habitantes hacia las grandes ciudades donde encontrar los principales servicios y donde poder criar a sus hijos en un ambiente de ‘’prosperidad’’ y ‘’libertad’’. Es por esto último, por lo que me parece cuanto menos paradójico que, ahora, desde las instancias gubernamentales, se lancen mensajes de amor por la naturaleza y de vuelta a los orígenes rurales o naturalistas. ¿Queda algo de ese ruralismo en nuestros niños? ¿Quedan niños que realmente prefieran ir al campo antes que coger una  consola? No seré yo quien les responda a estas cuestiones, pues no he hecho un test masivo a la población infantil, pero si seré yo quien ponga en duda la filiación que las nuevas generaciones tienen con la madre naturaleza. Si seré yo él que dude, y mucho, sobre si los niños de esta sociedad están recibiendo sus dosis semanales, o mensuales, de naturaleza.

¡Los niños necesitan a la naturaleza para crecer! Los niños no necesitan leer a superhéroes chinos o ver series sobre estudiantes de 16 años que llevan una vida que ni las personas de treinta. Los niños, y menos niños, necesitan leer a los grandes clásicos de la literatura española para conocer realmente que es la naturaleza de España. Unamuno o Azorín hacen suya la España Vacía; hacen suya la lucha por la naturaleza y por la gente del campo. Más recientemente Sergio del Molino y Julio Llamazares siguieron esa corriente de hacer llegar a nuestras casas, a través de su literatura, este fenómeno que asola grandes extensiones de terreno en nuestro país.

El camino para que los niños vuelvan a la naturaleza es dejarlos que se manchen, que se caigan, que recorran sus campos, toquen sus animales y, aunque sea por unos días, se alejen de las grandes urbes y de las tecnológicas. Estas serán las únicas formas de que los niños reconecten con la naturaleza; no soltarlos en medio de una vía verde a ver que hacen.

Por último, les recomiendo encarecidamente la lectura de ‘’ La España Vacía’’ de Sergio del Molino. Si la leen, entenderán mucho de lo que les digo aquí.

Sobreviviré.

José María Cámara Salmerón

Cofrade y Soñador

17/5/13

Deja un comentario