FOTOGRAFÍA COFRADE: MAGNA VUELTA A LO NUESTRO EN MÁLAGA

@JoseMariaCamara

Me he tenido que ir a El Corte Inglés aburrida con tú padre. ¡Me ha llevado a ver todos los santos y el Cristo de la Buena Muerte no sé cuantas veces lo ha visto. Me plantó a las seis menos cuarto para ver la salida! Esta explicación de mi madre podría ser, perfectamente, el resumen de una jornada para la historia. Todos teníamos el mal presentimiento de que, debido a la lluvia, nos íbamos a quedar sin conmemorar el centenario de la Agrupación de Cofradías de Málaga como a nosotros nos gusta, con pasos en la calle, pero todo lo contrario. La única lluvia que vimos el pasado sábado 30 de octubre fue la de los chorretones de sudor que les caían a los hombres de trono cuando tenían que aunar esfuerzos para volver a su casa de hermandad o para subir la Casapalma; hombres de trono que dieron una clase magistral de cómo se trabaja junto a las varas de un trono. Entrega, esfuerzo, pasión y unidad para ser los pies de sus titulares. No hay más que una forma de portar las imágenes que los hace diferentes y a la vez sublimes.

Málaga, otra vez, y no sé cuantas veces van este año, nos volvió a demostrar que ellos hacen las cosas diferentes a lo, digamos, meanstream. Sin entrar en comparaciones, porque no hay que hacerlo, si es importante destacar que el pasado sábado nos evidenciaron que ellos hacen de su Semana Santa una Semana Santa única, diferente, especial y espectacular. Desde que el Rescate se puso en la calle a eso de la una y media del mediodía, la ciudad se volcó con sus cofradías hasta que con el ‘’ Himno de Coronación de la Virgen de los Dolores’’ entró el palio por excelencia de la ciudad de Málaga, el de Dolores de la Expiración. Las calles a rebosar de gente, las esquinas de bote en bote, la Alameda más bonita que nunca y en cualquier rincón del casco histórico, las cofradías con sus imágenes.

Alrededor de 15 horas de procesión dieron para mucho. Las cofradías de Málaga nos demostraron que nadie puede con el fenómeno de la religiosidad popular. Después de dos años de parón obligatorio, volvieron a conquistar todas y cada una de las calles del centro histórico. Para el recuerdo, el Descendimiento de Ortega Bru a plena luz del día –qué atardecer nos regaló el verlo pasar por el Ayuntamiento- la Esperanza cruzando el puente, el Resucitado saliendo de San Julián con la potencia de las cornetas del Carmen ¡cómo sonó esta banda durante todo el recorrido! La Pollinica entrando en Alameda a los sones de la marcha de agrupación musical por excelencia, La Saeta, interpretada dulce dulce por la Redención de Sevilla; y es que, si hablamos de Sevilla hay que hablar de Virgen de los Reyes. La señera agrupación se hizo más música del pueblo que nunca, desde los primeros compases de A la Gloria se demostró que venían para ir repartiendo baberos. Combinación de Virgen de los Reyes, la de toda la vida, con marchas nuevas como VIDA para dejar una sensación indescriptible a cada acorde; por supuesto, no me quiero dejar a San Lorenzo que dio otro recital tras el Señor de la Calle Agua, ayer muchos descubrimos a esta agrupación musical malagueña. Pero la Magna fue mucho más que música y momentos inolvidables. Fue una jornada donde los de fuera pudimos descubrir, además de la imaginería nombrada anteriormente, el imponente misterio de Fusionadas, la elegancia al andar de la Cena, lo flamenco del andar del Gitano, la sencillez sublime de Consolación y Lágrimas, la muerte por elegancia de Dolores de San Juan con la sinfónica de Moguer o el más que conocido Cristo de Mena, dejando sin respiración a todos cuanto lo contemplaban escoltado por sus legionarios, no todos, pero los que fueron dieron el DO de pecho en todo momento. Por cierto, muy interesante analizar como todavía quedan algunos rescoldos del nacionalcatolicismo en la Semana Santa Malagueña porque, si hablamos de Mena y la Legión, también hay que hablar de Expiración y la Guardia Civil montada con traje de gala abriendo el paso a la Dolorosa perchelera. Pero, entre tanto sonido y alboroto, el respecto y el silencio hecho grupo en el interesantísimo catafalco del Sepulcro, uno de los componentes más llamativos de la #MagnaMLG.

En conclusión, una jornada para el recuerdo donde Málaga y su Semana Santa llegó a muchísima gente nueva. Málaga la semana pasada nos deleitó, nos enamoró y nos presentó sus credenciales en tanto en cuanto a lo cofrade se refiere. Enhorabuena a la Agrupación de Cofradías por el magnífico regalo que nos hizo el pasado sábado. Después de dos años sin ver procesiones, las 15 horas en la calle supieron a gloria bendita, algo así como la gloría que sentimos cuando nos ponemos en la vara del trono, cuando suena el Himno Nacional a la salida de un paso o cuando una lágrima brota de nuestras mejillas causada por uno u otro recuerdo.

Gracias, Málaga. Nos hicisteis muy muy felices.

P.D: Mi más sincero agradecimiento al equipo de GUIÓN de 101TV por dedicar unos minutos de la retransmisión de la procesión a la Semana Santa de Cieza. Gestos como estos os hacen todavía más grandes, si es posible.

Recuerde que todo el material de este blog esta sometido a una licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International. Por lo que el material no puede ser vendido ni modificado sin el consentimiento expreso del autor. La realización de lo anteriormente dicho puede conllevar el pago de una cantidad determinada por el propietario intelectual de estas imágenes.

Enlace a Flickr—)https://flic.kr/s/aHsmgVjKpw

José María Cámara Salmerón

Cofrade y Soñador

17/5/13

Deja un comentario