SENTIR COFRADE: MURCIA, TIERRA DE LA SANTÍSIMA Y VERA CRUZ

@JoseMariaCamara

Comenzamos una serie de colaboraciones mensuales para https://sentircofrade.com/

Murcia, tierra de la Santísima y Vera Cruz.

Si de algo sabemos en esta región es de Consuelo. Nunca nos falta la Fe y nunca nos doblegamos ante nada que no sean nuestras devociones.

En la Región de Murcia tenemos grandes focos devocionales. Cada una por un, digamos, extremo meridional de nuestra región. Desde las altas tierras del Noroeste murciano, donde la Santísima y Vera Cruz de Caravaca es protectora de aquellas frías tierras hasta la costa más resplandeciente y colorida que, en la Virgen del Carmen, encuentra el consuelo al alba de cada día cuando los pescadores se encomiendan a la Estrella de los Mares.

Murcia es tierra de adoración a la Cruz. No necesitamos esperar que acabe el verano y llegue septiembre. Nosotros, los murcianos, entendemos el misterio de la Cruz tras la Pasión, Muerte y Resurrección; y además la entendemos de dos formas bien diferenciadas. Por un lado, la entendemos y la veneramos sin el cuerpo del Redentor. Hacemos de la Cruz símbolo glorioso de la Resurrección de Cristo. Caravaca, Abanilla o Ulea- fíjense ustedes que, hasta en el inexpugnable Valle de Ricote, la Cruz está en la vida de los habitantes- La Cruz como legado Santiaguista e íntimamente ligada a las fiestas de Moros y Cristianos es venerada y custodiada en recuerdo de tiempos de milagros y asedios insoportables. La Cruz también es flor y vida que renace cuando el mes de abril toca a su fin y en la huerta una nueva vida comienza a brotar. La Huerta Murciana, a la que escribiera  Luis Fernández Ardavín en su inolvidable zarzuela de La Parranda, es la que se llena de cruces florales y ancestrales cantos para, de esta forma, anunciar por los carriles de la huerta que mayo ya llega y que con él María llenara, de nuevo, los corazones de todos y cada uno de los murcianos que sienten suya la huerta y que de sol a sol la cuidan y la acarician como si un bebe fuera. Continuar leyendo «SENTIR COFRADE: MURCIA, TIERRA DE LA SANTÍSIMA Y VERA CRUZ»

CIEZA, HOY: EL FARO DE CIEZA

@JoseMariaCamara

EL FARO DE CIEZA

El reconocido periodista murciano Antonio Botías decía en su Presentación de la Semana Santa de Cieza 2005 lo siguiente: ‘’ La Atalaya, el Castillo y el Cristo de la Ermita, tres cumbres abrazan Cieza, como tres torreones por donde estos días bosteza la primavera. Tres baluartes que, en apenas un mes parecerán inclinarse sobre esta noble ciudad para saborear la más grande gesta que recuerda el mundo. ’’ Y yo añado, y entre estas tres cumbres el Faro de Cieza, nuestro segundo faro, con el pertinente permiso de nuestro Faro por excelencia: El Cristo del Consuelo.

De real construcción y neobarroco estilo es ella. La torre, referencia allá donde caminemos para los ciezanos; señal inequívoca de la ubicación de un casco antiguo de serpenteantes calles y colorados suelos. Es la Torre de la Asunción, el reloj de nuestras vidas. Nuestros bautizos, comuniones, matrimonios, despedidas de seres queridos, e incluso nuestra propia muerte, son anunciados por sus esbeltas campanas que hacen resonar hasta los más alejados campos ciezanos. El Faro de Cieza constituye una verdadera referencia que parece que gira siempre para nunca perdernos la vista. El Paseo Ribereño constituye el mejor ejemplo de esta vigilancia que la torre campanario de la Basílica de la Asunción ejerce sobre los moradores de este tierra murciana. Continuar leyendo «CIEZA, HOY: EL FARO DE CIEZA»