SOBREVIVIR VII: LOS ATARDECERES QUE ME HAS ROBADO

@JoseMariaCamara

Desde mi ventana puedo divisar el bloque de pisos de enfrente. En él, cada atardecer, el sol pinta las fachadas del dorado resplandor de las últimas horas del día. Cada día, a la misma hora, la luz del sol se estampa contra las ventanas de ese bloque de pisos y rebota directa hacía la pared de mi ventana. Hoy, ese reflejo es el único recuerdo de los atardeceres primaverales. Hoy, solo eso me permite recordar otros tiempos donde el final del día era festejado como un aprobado en el bachiller.

De mi tierra me gusta todo, no sería capaz, nunca, de reconocer un algo especial que me guste más que otra cosa. Me gustan sus gentes, sus fiestas, sus tradiciones, sus calles, sus casas abandonadas, su naturaleza, sus otoños y sus atardeceres. Sus atardeceres me pierden, me parecen lo más bonito que la vida me puede regalar cuando la primavera llega a nuestras vidas. Ansío como un niño la llegada de las ocho de la tarde para salir desbocado a encontrarme con el atardecer en pleno Paseo Ribereño. El tono anaranjado de la inclinación  solar lo baña todo. Es el mejor momento para fotografiar a mi tierra. Es cuando más disfruto de la fotografía de atardecer. Abril, mayo, junio, e incluso julio, se convierten en mis meses preferidos para deleitarme con el atardecer.  ¡No hay otros atardeceres como los de esos meses! El cambio de temperatura pinta unos cielos inigualables bañados en rojos intensos, como la sangre, naranjas como los de la fruta y amarillos como los de la Ermita del Santico. Los atardeceres de esos meses son los atardeceres que ningún día del año olvido, siempre los espero como agua de mayo. Todo cobra sentido cuando ellos llegan, todos los ciezanos acudimos al Paseo Ribereño a saludarnos y a socializar. Nos gusta socializar mientras nos doran los últimos rayos de la tarde.

Continuar leyendo «SOBREVIVIR VII: LOS ATARDECERES QUE ME HAS ROBADO»

¿LO LEERÍAS?: La España Vacía. Viaje por un país que nunca fue.

@JoseMariaCamara

En diciembre de 2015, concretamente en Zaragoza, se termina de escribir digamos que la referencia para todos aquellos que, o bien escriben sobre la España Vacía, o bien seguimos día a día esta realidad que asola las comarcas más despobladas de España. Sergio del Molino es el autor de ‘’La España Vacía. Viaje por un país que nunca fue’’. El libro que   hoy os traigo resumido hasta este espacio.

Si ustedes vienen buscando un libro lleno de datos, estadísticas, mapas o recortes de prensa, debo decirles que este no es su libro. Ahora bien, si vienen buscando un recorrido por la España Vacía a través de la literatura este es su sitio.

Sergio del Molino, con una pluma afilada, sincera y cargada de historia y literatura, nos recoge en casi 300 páginas una España que pocos conocen y de la que mucho se habla últimamente, principalmente debido al trabajo que hoy les traigo.

Estoy seguro de que si les pregunto qué tienen en común Buñuel, Unamuno, Bécquer, Azorín o Tierno Galván ustedes no tendrán ni idea, y si la tienen serán unos rara habis. Todos estos grandes personajes de la historia de España tienen un elemento en común; todos hablan de la España Vacía, todos ellos han pisado sus caminos sin asfaltar e incluso han convivido con sus habitantes.

La España vacía, a propósito de un libro de Sergio del Molino Continuar leyendo «¿LO LEERÍAS?: La España Vacía. Viaje por un país que nunca fue.»