ARTE SACRO ESPAÑOL: Jesús Nazareno de la Hermandad del Silencio de SEVILLA

@JoseMariaCamara / @zambudio_a

Otro año mas este humilde espacio vuelve a contar con la inestimable colaboración, y fabulosas críticas artísticas, de D. Antonio Zambudio. Profesor en la UNED y doctorando. Es para mi un honor contar de nuevo con sus excelentes comentarios y su colaboración.

Comenzamos!:

JESÚS NAZARENO DE LA PRIMITIVA HERMANDAD DE NAZARENOS DE SEVILLA, ARCHICOFRADÍA, PONTIFICIA Y REAL DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, SANTA CRUZ EN JERUSALÉN Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA CONCEPCIÓN.

Imagen relacionada

El primer estudio riguroso sobre la imagen de Jesús Nazareno de la Hermandad del Silencio, fue llevado a cabo por el profesor Hernández Díaz en el año 1936, siguiendo el rastro del estudio de la talla de Jesús Nazareno de la localidad de Carmona, obra documentada de Francisco de Ocampo, realizada en el año 1607.

En la referida investigación, Hernández Díaz analizaba las similitudes entre ambas imágenes y, sin ser muy explícito al respecto, sí que incidía en las analogías coincidentes y que podían hacer ver que la efigie del devoto Nazareno de la Hermandad del Silencio sevillana correspondería a la gubia del propio Francisco de Ocampo.

Desde ese momento, toda la historiografía hasta época muy reciente se ha adherido a la opinión que formuló el ilustre profesor, sin cuestionarse que la obra pudiera ser de otro artista activo en esas primeras décadas del siglo XVII en Sevilla. Por tanto, lo que era un intento de encuadrar una imagen en una determinada etapa, pasa a ser una atribución en toda regla.

Fue en 2009 cuando el historiador Antonio Torrejón Díaz hizo publica su atribución al escultor Gaspar de la Cueva, artista hispalense criado en el círculo de Montañés y que emigró a Indias en el año 1613, y lo hace en base a cotejar al titular de la Hermandad del Silencio con un Cristo a la Columna conservado en la iglesia de San Lorenzo de Potosí fechado hacia 1632.

En verdad, las similitudes fisionómicas y morfológicas son verdaderamente sorprendentes, compartiendo plenamente rasgos estilísticos y de expresión en sus grafías. La frente amplia, la talla del cabello y barba, tratamiento de los ojos, cejas y cuello, todo ello ofrece una serie de paralelismos imposibles de obviar para cualquier contemplador y estudioso en la materia. Por tanto, el Nazareno del Silencio sería una obra temprana de Gaspar de la Cueva antes de su marcha a Indias, bien por encargo de la propia Hermandad o gracias al patrocinio de Isabel Gómez de Cabreros, bienhechora de la corporación. Continuar leyendo “ARTE SACRO ESPAÑOL: Jesús Nazareno de la Hermandad del Silencio de SEVILLA”