PASIÓN EN CIEZA: El pueblo con San Pedro

@JoseMariaCamara

Tres evidencias. Solo tres. La primera: Es indiscutible que Cieza tiene ganas de Semana Santa, la segunda: Cieza tiene unas agrupaciones musicales de mucho nivel y, la última, San Pedro,  siempre, llena las calles desde que sale de Santa Clara en la antesala de una nueva Pasión en Cieza.

Ahí fuera nada más que hay silencio. Mi Mac marca las 4:12 de la noche. Me resguardo en el calor de mi cama. Me acuerdo de todo lo vivido estos dos años. Me acuerdo de la ausencia, la soledad y los recuerdos que quemaban. Ahora nada de eso queda, solo está el reencuentro y la vuelta a donde los procesionistas mejor se encuentran: en las calles, bajo el capuz y en la vara del trono. Es ahí donde todo se hace realidad, donde las cofradías, y los cofrades, muestran su infinita entrega a una causa justa que, de manera claramente perceptible, el pueblo de Cieza agradece con su presencia y, si había alguna duda, ayer noche, cuando sonó ‘’Concha’’ y San Pedro se puso en la calle, se disiparon de un suspiro. ¡Cuánta gente! Ayer noche el Pescador de Hombres echó sus redes sobre Cieza y sumó para la causa cofrade a todos aquellos que, ante su paso, se detenían para darse de bruces con la realidad que nos inunda estas semanas ¡La realidad del regreso!

Bartolomé Marcos escribió en su magnífico pregón de la Semana Santa de Cieza de 2002: ‘’Del pueblo, desde el pueblo, para el pueblo y con el pueblo’’ y  el pueblo ayer dio un puñetazo sobre la mesa y, a pecho descubierto, se extenuó ante la magnífica talla de Palma Burgos. ¡Qué gran regalo nos hizo ayer noche la Cofradía de San Pedro! ¡Qué manera de llenar las calles de Cieza con sus túnicas, el apóstol, sus agrupaciones musicales y su sentir cofrade! Ayer Cieza miró a los ojos al apóstol y volvió a reencontrarse, tras dos años, con los ojos azules, de quien, casi tocando el cielo, navegó en la noche ciezana para, desde Santa Clara, volver al corazón de la Cieza cofrade, la Casa Museo de la Semana Santa de Cieza, ergo: La Casa de los Santos.

Sobre dos horas duró un nuevo sueño vestido de rosas amarillas y cielo de atardecida.  Dos horas en las que la Cofradía de San Pedro caminó lentamente, pero con paso rotundo por cada centímetro de esta ciudad de la que mana sangre nazarena. El Príncipe de los Apóstoles volvió a orar al cielo y, en su mirada de angustia y cielo Domingo de Ramos, volvió a marcarnos el camino que nos llevará, en una semana, a la puerta que da paso a los sueños dormidos a paso lento.

Fue la de ayer una noche que no se recordaba desde hacía años y años; una noche en la que los ciezanos llenaron la carrera de la procesión, abarrotaron las aceras y miraron, fascinados, como la Cofradía de San Pedro, a golpe de redoble y marcha procesional, magníficamente interpretadas por la Agrupación Musical ‘’Sones de Pasión’’ y los AVERROES de la OJE, nos iba recordando como eran las noches en las que Cieza sueña con ver San Sebastián o Cadenas repletas de túnicas nazarenas, aroma a incienso, flor fresca y marchas procesionales elevadas al balcón privilegiado del cielo desde donde la familia celestial cofrade ciezana se asoma cada día del año a ver como sigue adelante ese milagro eterno e incalculable que se produce cada vez que una cofradía se pone en la calle, como ayer se puso San Pedro; con paso decidido, camino recto y marcando el paso como solo en Cieza se hace.

Con los últimos compases de ‘’ La Muerte no es el final’’, la Cofradía de San Pedro Apóstol depositaba en el corazón de la Semana Santa a su bien más preciado, su titular. Únicamente quedan dos semanas para que San Pedro niegue tres veces a Cristo en las calles del recorrido procesional y en las noches donde la Luna de Parasceve nos evidencia que una nueva Semana Santa en Cieza se ha hecho realidad. Una realidad que ha despertado tras dos años de larga espera.

Acabo con unas palabras que Efraim Salmerón puso ayer noche en su Instagram. No me siento capaz de escribir nada mejor para terminar esta crónica del segundo traslado procesional de la Cuaresma en Cieza: ‘’ La Semana Santa es un milagro que se hace realidad cada año gracias a la generosidad de miles de personas que salen a la calle con sus túnicas y uniformes para llevar tronos, portar báculos y velas, o tocar instrumentos musicales. Ese mágico ecosistema es algo que supone mucho trabajo de abril a marzo, cuando las cofradías realizan actividades para conseguir el dinero necesario y los músicos ensayan marchas con las que después nos han de deleitar (…) 2022 va a ser un año épico’’

Recuerde que todo el material de este blog esta sometido a una licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International. Por lo que el material no puede ser vendido ni modificado sin el consentimiento expreso del autor. La realización de lo anteriormente dicho puede conllevar el pago de una cantidad determinada por el propietario intelectual de estas imágenes.

José María Cámara Salmerón

Cofrade y Soñador

17/5/13

Deja un comentario