CIEZA HOY: NOS DUELE LA ATALAYA

@JoseMariaCamara

NOS DUELE LA ATALAYA

En el año 2009 Javier Ríos, Miguel Gual y José Antonio Pastor publicaban el libro ‘’CIEZA, AVENTURA NATURAL’’ una espectacular publicación donde se recogen todas, o casi todas, las rutas de senderismo que se pueden hacer en nuestra localidad. Divididas en ‘’rutas a pie’’, ‘’rutas de montaña’’ y ‘’rutas en BTT’’ recoge una serie de circuitos que muestran lo mejor de nuestro, privilegiado, entorno natural. En la página 121 se recoge una ruta cuyo nombre es ‘’Por las faldas de la Atalaya’’. Hoy esas faldas están seriamente dañadas. La DANA que vivimos hace unas semanas ha convertido esta fabulosa ruta en solo un mero recuerdo. Parecen caminos fantasmas, solo hay desolación y tristeza.

A ningún ciezano se nos olvidará jamás el mes de septiembre que se nos va. No se nos olvidará por el tremendo episodio de lluvia que vivimos durante tres días. ¡Llegamos a pedir que no cayera más agua! Cuando todo pasó comenzaron a cuantificarse los daños. El Ayuntamiento se puso manos a la obra para atender a aquellos vecinos que se habían visto afectados directa, o indirectamente por este fenómeno tormentoso. Todos, antes o después, serán oídos, o eso se presupone, pero hay algo que no habla, no se mueve, y que Dios sabe si se recuperará de tanta fuerza como la de aquella tormenta: la naturaleza.

Es por todos sabidos, que Cieza cuenta, o ha contado, entre sus gentes con deportistas de renombre nacional. Me vienen a la cabeza los actuales Manuel Bermúdez o Alejandro Yepes. Ellos han tenido el privilegio de poder ir al mejor gimnasio, el de la naturaleza. Un gimnasio del que los ciezanos presumimos siempre que nos pregunta que a donde vamos a hacer deporte, yo al menos lo hago, y ahora más que los de la capital pavonean por que les han puesto un paseo para andar en la ribera del Segura. Ellos pavonean, pero yo más, y es que tenemos en Cieza un entorno privilegiado, del que ya he hablado muchas veces. Un entorno hoy herido.

A las típicas fotos de las ramblas desbocadas, las carreteras rotas o los campos llenos de barro, se han unido en redes sociales los mensajes, y fotos, de los caminos de la Atalaya devastados por la fuerza de la naturaleza. Personas como Juan Fernández o Paco Pérez no dudaron en recorrer algunos de esos caminos que han sucumbido a la fuerza del agua y el aire. En sus fotos el panorama era desolador: árboles quebrados, o arrancados,

Continuar leyendo «CIEZA HOY: NOS DUELE LA ATALAYA»

CIEZA, HOY: CIEZA RESISTE

@JoseMariaCamara

CIEZA RESISTE

La verdad no tenía pensado escribir sobre esto. Hoy quería escribir sobre Aníbal, Bartolo, España, Jardín, Santo Cristo o San Juan Bautista. Ellos se lo merecen, pero es que, ¿cómo no hablar hoy de esas miradas, esa emoción contenida, ese miedo, esa tensión, esa angustia o ese amor por lo nuestro? ¿Cómo no hablar del Segura desbordado a su paso por Cieza? Tenía que hacerlo. Disculpen queridos libreros, pero como dirían en prensa, la actualidad manda.

De vez en cuando me meto en Todocolección a buscar alguna que otra postal sobre la Cieza antigua. La Cieza de la década de los 90. Suelo buscarlas bien para comprarlas, puesto que las colecciono, o bien para aprender cosas sobre cómo era Cieza antes del boom de la construcción y el urbanismo. En toda esa marabunta de postales hay una que me sorprendía bastante, ahora ya no. En ella se ve un hombre con un perro, el rio, y al fondo, muy al fondo; Cieza. Parece como si El Segura se hubiera comido toda la huerta ciezana. Antes no la entendía, me parecía excesivo el tamaño del rio, algo así como si fuera un montaje, pero hoy, después de la Riada de Santa María, sé que es posible ver El Segura así. Lo he vivido, para bien, o para mal, pero lo he vivido, y como yo, miles de ciezanos.

Han sido días muy difíciles, ustedes lo saben cómo yo. Hemos visto nuestras calles llenas de barro y agua. Vecinos desalojados, carreteras y accesos cortados, ramblas desbordadas y, en consecuencia, el Segura desbordado en algunos lugares de Cieza. Continuar leyendo «CIEZA, HOY: CIEZA RESISTE»

CIEZA, HOY: LOS NIÑOS DE SEGUNDA MANO

@JoseMariaCamara

Los Niños de segunda mano.

Es momento de regresar. Es momento de volver a las ciudades. Los pueblos pierden muchos habitantes, o visitantes. Algunos vuelven a ser asaeteados con las flechas del olvido, la despoblación y la penumbra. Las playas pasan a un segundo plano. Todo vuelve a la normalidad, incluso esos niños que juegan aislados de un mundo que va contra natura. Dos árabes y un chino son los niños de segunda mano, los que juegan cada día en la calle para  evitar ser de este mundo.

El verano ya ha tocado a su fin. Ha sido un verano donde informativamente ha habido un claro protagonista; el Open Arms. Ese barco nos mostró la cara más triste y descorazonadora de nuestra sociedad. Personas sin rumbo, sin destino, sin bandera ni país arrojadas a la mar por los demonios, uno de tantos, de nuestro siglo. El Open Arms nos hizo reflexionar sobre a dónde va la sociedad, sobre la lacra de la inmigración, y sobre el futuro que le espera a millones de niños que ven como sus padres tienen que huir de su país por diversas cuestiones. El Open Arms ha enmascarado las tragedias del día a día. Tragedias no solo personales, sino también morales y éticas. La sociedad se deshumaniza a pasos agigantados. Ahora todo está en las redes sociales, en el aparentar y en el presente. No hay futuro, no hay pasado. Solo presente.

Hace poco le leía a Carlos Pardo la siguiente frase: ‘mucha gente no valora ya, con tanto internet y tantas redes sociales, la importancia del silencio, la belleza de los rayos del sol al caer la tarde, el sabor de la miel pura. ’’ Tiene razón, pero yo este verano he encontrado la esperanza en tres niños. No todos somos iguales.

Cada mañana me los he encontrado. Fuera la hora que fuera, ahí estaban ellos. Son los niños de la segunda mano, y no es que sean niños adoptados, sino que son el fruto de unos padres que tuvieron que dejar su tierra para buscarles un mundo mejor. Continuar leyendo «CIEZA, HOY: LOS NIÑOS DE SEGUNDA MANO»

CIEZA HOY: SEPTIEMBRE, VUELTA A LA VIDA EN LAS CALLES DE CIEZA.

@JoseMariaCamara

Por supuesto con una nueva temporada no podian faltar las publicaciones quincenales de Cieza, Hoy, publicaciones que también podeis encontrar en http://ciezaenlared.com/.

Comenzamos.

Septiembre, vuelta a la vida en las calles de Cieza.

En mis paseos diarios hasta la Biblioteca Municipal me encontré esta mañana una señora vendiendo nardos a las personas que desayunaban en la churrería. Mi debilidad por los nardos hizo acto de presencia, pronto me acerqué a ella apresuradamente. La mujer, de nombre Pepita, accedió a mi petición de darme su número de teléfono para poder comprarle nardos más adelante. En esos momentos solo llevaba mis libros de inglés en la mochila. Antes de despedirme de ella no pude irme sin oler el ramillete de nardos que tenía dentro de un caldero, predispuestos para su venta. Ese olor tan característico y peculiar me hizo recordar que septiembre ya llega, que se acabó el verano y que la vida vuelve por los caminos del estrés, el trabajo, la rutina y el caer de la hoja allá por los entresijos de la Atalaya.

Tras la palma redentora de San Bartolomé y el último estruendo de la traca fin de fiestas se fue el verano. Se fue la playa, se fueron los viajes, los helados y los recuerdos del verano, quizás, de tu vida. Es tiempo de volver a situarse en la vida , los desmanes ya quedaron fuera de lugar; ahora es tiempo de volver a preparar las agendas, de tomar café calentito en una buena tertulia, de volver a mirar la sombra imperturbable de la Atalaya al caer el día , y de volver a escuchar la sirena de los colegios cada mañana.

Ahora caminarás, querido lector, y todo te será familiar. Otro año más Cieza recibe septiembre lleno de elementos que son ya casi tradición. Caminar estos días por nuestra localidad supone el pasar por la puerta de librerías con tronío como son Jardín o Aníbal, pero solo podrás pasar por la puerta, y a una cierta distancia, porque las hordas de madres ansiosas por comprarles a sus hijos la ristra de materiales que encargamos los profesores no te dejarán más que asomarse desde la lejanía. Caminarás de buena mañana por el Paseo Ribereño y verás como muchas mujeres, las que más, pasean apresuradas tras dejar a sus hijos en el colegio, mientras que por la noche los hombres, liberados del trabajo, corren por la ribera del Segura para conservar Dios sabe qué. Solo verás un chorreo constante de deportista durante septiembre, el resto del año no encuentras ni las sombras de los árboles que proyectan las farolas.

Continuar leyendo «CIEZA HOY: SEPTIEMBRE, VUELTA A LA VIDA EN LAS CALLES DE CIEZA.»