CIEZA, HOY: Elecciones y revocaciones

@JoseMariaCamara

Creo en las personas. Creo en ellas por encima de tentaciones, injurias, calumnias y cuchillos voladores.

Vivimos en una sociedad cada vez más volátil, lo que hoy es negro mañana es blanco pero, quizás, no sea necesario esperar a mañana, en cuestión de horas todo puede cambiar de manera inimaginable eso si, las personas, por lo general, nunca cambian. El que es un pedazo de cabrón siempre lo será y el que es un bonachón – como solemos decir por estos lares- siempre lo será. La cuestión es poner encima de la mesa, siempre, los valores y la buena educación antes que los egos y los conflictos. Y, últimamente, el panorama cofrade no lo está haciendo muy bien.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: Elecciones y revocaciones»

CIEZA, HOY: Turismo yoístico

@JoseMariaCamara

Hace unos días respondía una encuesta sobre el turismo en la Vega Alta del Segura. Arrozales de Calasparra, Norias de Abarán, Museo de Pedro Cano de Blanca, FLORACIÓN de Cieza y cultivo y regadíos en el Valle de Ricote, más concretamente Ojós. Cinco elementos turísticos sin parangón, pero a la vez cinco elementos yoistas. Cinco elementos inconexos entre sí. Cada cual lucha por un determinado espectro de turistas, ahora bien, si todos lucharan conjuntamente ¿no atraerían más turismo?

Hace unos días hablaba con un alto cargo de una localidad cercana, él, orgulloso de su patrimonio, me decía: ‘’ Lo nuestro es todo el año, lo puedes visitar todo el año y cuando quieras. FLORACIÓN solo os dura quince días’’ Y, la verdad, no le falta razón. Ahora bien, en ningún momento apareció la palabra de interconexión entre proyectos. La realidad nos dice que son proyectos independientes puesto que FLORACIÓN no necesita de los arrozales de Calasparra, ni los arrozales del cultivo y las acequias de Ojós, pero, sin embargo, hay varios hilos conductores que los pueden entrelazar a todos hacía un camino que aporte un mayor flujo de turistas a nuestras localidades.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: Turismo yoístico»

CIEZA, HOY: La señora del banco. Un alegato a la tercera edad.

@JoseMariaCamara

A veces miro tu foto y todavía no lo creo. No soy consciente de que te has ido. Te siento junto a mí, te  veo en mis anhelos y mis esperanzas pero, sin embargo, sé que no estás. El otro día recordé que, pese a tu ausencia, tus enseñanzas siguen cada día latiendo en mi interior. El otro día, en el banco, entendí, y recordé, que la tercera edad es un bien preciado. Hay que cuidar a las ancianas y los ancianos. Escúchalos, son como tú. 

Es innegable que la COVID 19 se lo ha llevado todo por delante. Los minutos de telediario los ha copado el bicho chino. No hay día en que la actualidad no te hable de vacunas, Europa, Ayuso – ahora menos, por fin- muertes y descontrol tras el fin del estado de alarma. Todo es igual, nada se altera; y así desde marzo de 2020. Muchos meses hablando de lo mismo ¿no creen? Yo creo que sí. Entiendo la problemática, asoladora y constante, de sufrir una pandemia que ha arrasado con todo lo que se ha encontrado frente a ella. Eso no es nada, decíamos. El tiempo nos ha restado razón para dársela a la OMS y a ese hombre de barba que poco a poco vira a color nieve y gafas como dos cajas de melocotones. La COVID lo ha acaparado todo, pero, sin embargo, todavía hay algunas voces que nos recuerdan que nuestra sociedad también sufre de otros males, endémicos diría yo. Iñigo Errejón, en el templo de la democracia, el Congreso de los Diputados, señalaba y pedía atención para el problema de las enfermedades mentales y hoy yo, por supuesto, con muchos menos seguidores y mucha menos repercusión, quiero poner el foco en los que siempre están y que tú, generalmente, obvias cuando llegas a ciertas etapas de la vida. Los ancianos son los grandes olvidados de la sociedad del presente. Puedes contarme todas las historias que quieras pero, lo que es cierto, es que no todos reciben la atención que merecen, no todos son escuchados, ayudados y entendidos como deberían.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: La señora del banco. Un alegato a la tercera edad.»

CIEZA, HOY: El centralismo es tú vecino

@JoseMariaCamara

Don Miguel de Unamuno, en su etapa estudiantil, concretamente en 1880,  comparó Madrid con un ‘’ pobre mochuelo sorprendido por la luz del sol, una pobre mujerzuela de vuelta de un baile fangoso’’ A Don Miguel, tal y como señalan Colette y Jean-Claude Rabaté, la gran urbe, o ‘’un pueblo de La Mancha cuyo nombre es Madrid’’, le parecía ‘’una ciudad gris, triste y solitaria, sucia, deprimente y trasnochadora. ’’ Hoy, 141 años después, la capital ha tenido que cambiar mucho puesto que abre, día si, día también, telediarios, programas radiofónicos y prensa nacional; pero ahora bien, no se equivoquen: el centralismo es  tú vecino.

El centralismo es tú vecino, convives con él desde que te despiertas. Si eres un aficionado a la radio, nada más ponerla te hablan del tráfico en Madrid, de lo que dice Ayuso, Iglesias, Gabilondo o Monasterio, te hablan de Atocha, de los toros y del Prado, vas conduciendo al trabajo y de nuevo aparece Madrid, en este caso porque algunos programas radiofónicos, no todos, realizan sus conexiones desde los estudios centrales de Madrid. Llegas a casa a comer, pones el telediario y te abren con Madrid, pase lo que pase, incluso si un transeúnte ha pisado una hormiga, da igual.

Hace unas semanas TVE, la televisión de todos -já- emitía un debate, en prime time, con los candidatos a ocupar el despacho de Sol; las redes se llenaban de mensajes del tipo: ‘’Por mucho que hablen de esto  o de lo otro, no puedo votarles, no vivo en Madrid’’ o ‘’ ¿A mí que me importan las medidas de uno o de otro, sino vivo en la Comunidad de Madrid?. Pues bien, eso es el centralismo, enfocar todos los objetivos hacía un mismo punto, en este caso, todos a Madrid; ahora bien, nosotros, los ciezanos, los que pisamos esta bendita tierra, también vivimos constantemente inmersos en un centralismo que nos ahoga. Murcia, Cartagena, Cartagena, Murcia ejercen un centralismo que nos lleva condenando muchos años al ostracismo, eso sí, si hay campaña electoral no te preocupes que verás a los políticos paseando por Cieza, por cierto, y ya que estamos, vamos a dar leña: ¿Para qué vienes ahora, Señora Martínez Vidal, cuando eres un cadáver político, a visitar Cieza? ¿No sabias cuando eras Portavoz y Consejera de Empresa e Industria del Gobierno Regional que en Cieza tenemos una joya llamada Siyasa?

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: El centralismo es tú vecino»

CIEZA, HOY: Hasta los mismísimos de las retransmisiones

@JoseMariaCamara

No les voy a engañar, bueno si, el título es un Clickbait. Esa es la única mentira piadosa que ustedes encontrarán en este artículo. Hoy, cuando el tiempo fluye y, como dice un gran amigo mío, los meses son aburridos, vengo a hablarles de las dichosas retransmisiones, las que están y las que vendrán. Yo estoy hasta los mismísimo de las retransmisiones en Youtube ¿y ustedes? Donde esté la calle que se quite todo lo demás.

Es innegable que esta pandemia nos ha traído cosas malas, malas, pero malas de cohones. Ustedes las conocen, como yo. Pero también es cierto que nos ha traído otras buenas. Si, aunque no lo crean, en todo este despropósito hay algo positivo. Yo hoy pongo el foco en internet. Queramos, o no, las redes sociales cada vez tienen más vigencia. Cada vez más todo se basa en lo que podemos ver en Youtube, Nexflit, o como se escriba, y en las diversas plataformas de contenidos audiovisuales. Todos estamos destinados a ver lo que queremos, cuando queremos, como queremos y donde queremos. Hasta ahí todo bien ¿verdad? Es maravilloso tener un mundo a golpe de clic, pero ese clic hay que crearlo, es decir: hay que generar el contenido para que el destinatario potencial pueda acceder a él. Si no está, no se puede ver, sino se puede ver, no existe. Fácil ¿verdad? Si se han perdido, ahora vamos a pisar tierra, como nos gusta decir a los docentes.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: Hasta los mismísimos de las retransmisiones»

CIEZA, HOY: LA VIDA SON 47 DÍAS

@JoseMariaCamara

Y es verdad que lo último que se pierde es la ESPERANZA, pero, no es menos cierto que a veces no entendemos lo que a nuestro alrededor ocurre. Es difícil, comprender y entender, que es lo que pasa en un determinado momento de nuestra vida, más si cabe cuando, pese a que lo entendemos, nuestro subconsciente nos traiciona y nos enseña que, determinados factores, desembocan en uno mayor, en este caso 47 días que serán inexplicables e inconcebibles. La Cuaresma y la Semana Santa de Cieza 2021.

No pretendo, ni tengo pretensión alguna, de alzarme como voz autorizada para hablar sobre un determinado tema. Pero, se lo reconozco, a veces uno hace todo lo posible por entender que lo verdaderamente importante es la vida; ahora bien, si lo verdaderamente importante es la vida, ¿por qué esta se  compone de elementos que la componen? Esto es, si entendemos que lo principal es vivir, ¿Por qué concebimos la existencia, o parte de ella, como un todo que, sin esa parte no tiene sentido?

No me cabe la menor duda de que son días difíciles, son días de oscuridad y tinieblas pero, sin embargo, el cofrade ciezano, quiero pensar, solo cree en que algún día, más pronto que tarde, todo volverá a ser como antes y las calles de Cieza volverán a sonar al incomparable genio del Maestro Gómez Villa reflejado en ese solo para la eternidad que es el de Semana Santa Ciezana.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: LA VIDA SON 47 DÍAS»

CIEZA, HOY: EL JAZMÍN DE LA CALLE MESONES

@JoseMariaCamara

Crecí entre jazmines, un patio lleno de gatos y una mesa de playa destartalada que nos hacía las veces de mesa para comer gusanitos cuando en septiembre celebrábamos el cumpleaños de Abel. Crecí cruzando ese gran pasillo donde Juan y Pilar caminaban despacio guiados por sus gafas de culo vaso. Mis últimos estirones en esa casa los recuerdo cerca de una tortuguita, que, al morir sus dueños, pasó a ser  de la Puri. Aquella casa de jazmines hoy está muriéndose. La Calle Mesones no volverá a ser lo mismo sin la casa de Pilar

Hace un año escribía sobre la Casa de la Lola, una gran casa en la que sentía la ilusión por, algún año, recoger El Anda de manos de Vicente. Esa casa ha sido uno de los recuerdos más bonitos que la Calle Mesones me ha regalado. Hoy ya no existe. En el mismo terreno comienzan a levantarse las vigas de una nueva casa que está llamada a ser el nuevo mundo de sueños e ilusiones de otra familia diferente a la de la Lola. Hoy, unos meses después del comienzo de su construcción, cuando paso por delante de ella, me quedo ensimismado como si todavía estuviera el pequeño balcón del salón y las ventanas de su, imagino, gran almacén inferior. Hoy todo es recuerdo.

Si la Casa de la Lola es ya un simple recuerdo en mi memoria, pronto lo será otra parte de mí que estos días está viendo como por sus paredes entran desconocidos para romper en mil pedazos cada uno de los entresijos de su alma. La Calle Mesones ya no volverá a ser lo mismo sin esa casa que, ubicada entre la tintorera y el bloque de pisos de nueva construcción, permanecía ahí resignada al destino que estos meses le ha llegado.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: EL JAZMÍN DE LA CALLE MESONES»

CIEZA, HOY: SE VENDE: CAFÉ SAN SEBASTIÁN

@JoseMariaCamara

El Sanse fue como una historia de amor: las dudas primero y después el desenfreno, lo oficial y la rutina. El Sanse fue, hasta hace unos días, casi como la ONU para los ciezanos. Todos, sin distinción de clase social, trabajo, nacionalidad o edad, entraban y salían de este lugar que ya formará, para siempre, parte de la memoria de una tierra que estas semanas veía como se borraba una parte, otra más, de la Cieza del pasado y del presente. La que hoy nos constituye como lo que somos.

Hace unos días un amigo escribía en Twitter: ‘’ Es la ley de la vida’’.  Esas mismas seis palabas me las escribió por privado para justificarme el cierre de casi su segunda casa. El Sanse, esa puerta al pasado que tan feliz hizo a tantos ciezanos, bajó, por última vez, su resonante persiana hace tan solo unos días. Su interior quedaba desmembrado a la espera de que le colgaran su sentencia de muerte: SE VENDE.

El Sanse ha sido algo más que una simple cafetería. El Sanse ha supuesto para muchos el lugar donde sus sueños se hacían realidad; el lugar donde Carlos siempre te recibía con una sonrisa, unas palabras cariñosas y un saludo que te hacía imposible entrar con mala leche. En el Sanse se han forjado amistades a golpe de gin tonic y cigarro en las escaleras de hierro de su coqueto patio. En el Sanse se han forjado amores que han resistido al paso de los años y hasta al propio cierre de su origen. El Sanse forma parte, desde hace unos días, del imaginario colectivo de una generación que encontró en este emblemático local de la Calle San Sebastián su café antes de la biblioteca, su copa después de las reuniones y la última después de celebrar la vida.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: SE VENDE: CAFÉ SAN SEBASTIÁN»

CIEZA, HOY: VALE QUIEN SUEÑA

@JoseMariaCamara

Vale quien sueña

Debo confesarles que nunca he tenido la más mínima gana de que llegara una nueva Navidad. Nunca he tenido el más mínimo interés en que al calendario llegara al 24 de diciembre, Nochebuena. Quizás, o muy probablemente, nunca he tenido ganas de Navidad por que, desde que era un bebe, desarrollé una fobia conocida como Ligirofobia. Una fobia que, para que ustedes me entiendan, consiste en no soportar los fuegos artificiales en cualquiera de sus variantes, por lo tanto, ustedes ya pueden imaginar que la Navidad y yo, como que no, pero, sin embargo, este Navidad sí que quería que llegara, simplemente para ver si la OJE nos sorprendía. Y lo ha hecho.

Es innegable que la Navidad en Cieza está íntimamente ligada a una institución que es mucho más que lo que esa palabra del diccionario puede encerrar. La Navidad en Cieza es, de todo, menos moderna. No es moderna porque sus principales eventos guardan todavía esos retazos de los que un día fuimos niños y, cogidos de las manos de nuestros padres y abuelos, fuimos al Muro a ver llegar a esos señores con antorchas y a ese hombre que hacía cantar dulcemente a los timbales. ¡Siempre me fascinó su manera de tocar los timbales y la cuestión es que, me sonaba de algo, pero no sé de qué! Cieza no entiende la Navidad sin un grupo de personas que hacen de la tarde del cinco de enero la tarde de los sueños por excelencia.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: VALE QUIEN SUEÑA»

CIEZA, HOY: No dejemos caer la cultura.

@JoseMariaCamara

No dejemos caer la cultura

Hace tan solo quince días os, me, preguntaba que está fallando en el sistema educativo para ver las imágenes que vimos hace unas semanas en la 7RM. Hace tan solo quince días mi preocupación era la educación que los jóvenes reciben en las aulas y, si ante momentos como los que vivimos, no deberíamos pararnos a reflexionar sobre tantas cosas, superfluas algunas de ellas, que modifican la esencia de la educación. Hace quince días me paraba a reflexionar sobre el sistema educativo y sobre el impacto que tiene en los jóvenes, hoy, sin embargo, sigo el camino, pero me paro ante la cultura. Otro naipe que en estos momentos se cae de manera flagrante ante la pasividad de tantos y tantos.

Durante estas semanas, esta es la cuarta, y quizás la última, he estado saliendo todos los viernes y sábados a fotografiar el otoño al atardecer. En una de esas salidas, concretamente a la Brujilla, me encontré con una persona que vive de la cultura. Él necesita de los espectáculos para vivir y poder ganarse la vida dignamente, además de es un profesional como la copa de un pino. Él, acompañado de su pareja y su perro, estaba haciendo fotos y, al despedirse, me comentó su angustia ante la situación de su sector, y, en un grito desesperado, como una bocanada de aire frio, de esos de enero que te congelan hasta las entrañas, me pidió que, si conocía de algún trabajo, por favor, se lo dijera, aceptaba cualquier trabajo, solo quería trabajar. ¿Les suena esta situación? ¿Les suena a lo que se vivió en el crack de 2008? A mi aquello me pilló muy crio, nunca fui consciente de la realidad, pero ahora sí, y, realmente, me apena mucho ver como grandes amigos, o conocidos, tienen un gran nubarrón sobre sus cabezas.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: No dejemos caer la cultura.»