CIEZA, HOY: VALE QUIEN SUEÑA

@JoseMariaCamara

Vale quien sueña

Debo confesarles que nunca he tenido la más mínima gana de que llegara una nueva Navidad. Nunca he tenido el más mínimo interés en que al calendario llegara al 24 de diciembre, Nochebuena. Quizás, o muy probablemente, nunca he tenido ganas de Navidad por que, desde que era un bebe, desarrollé una fobia conocida como Ligirofobia. Una fobia que, para que ustedes me entiendan, consiste en no soportar los fuegos artificiales en cualquiera de sus variantes, por lo tanto, ustedes ya pueden imaginar que la Navidad y yo, como que no, pero, sin embargo, este Navidad sí que quería que llegara, simplemente para ver si la OJE nos sorprendía. Y lo ha hecho.

Es innegable que la Navidad en Cieza está íntimamente ligada a una institución que es mucho más que lo que esa palabra del diccionario puede encerrar. La Navidad en Cieza es, de todo, menos moderna. No es moderna porque sus principales eventos guardan todavía esos retazos de los que un día fuimos niños y, cogidos de las manos de nuestros padres y abuelos, fuimos al Muro a ver llegar a esos señores con antorchas y a ese hombre que hacía cantar dulcemente a los timbales. ¡Siempre me fascinó su manera de tocar los timbales y la cuestión es que, me sonaba de algo, pero no sé de qué! Cieza no entiende la Navidad sin un grupo de personas que hacen de la tarde del cinco de enero la tarde de los sueños por excelencia.

Continuar leyendo «CIEZA, HOY: VALE QUIEN SUEÑA»