PASIÓN EN CIEZA: Dormis de Antonio Ortiz Abellán ilustrará el Cartel de la Semana Santa de Cieza 2022

@JoseMariaCamara/ @JHPCieza

Con la nueva “normalidad”, los tradicionales actos vuelven a realizarse, aún bajo unas normas de prevención y seguridad. Este año, el Fallo del XXXIV Concurso de fotografía se realizó en el auditorio del IES Diego Tortosa, donde cofrades y ciezanos vieron cuales fueron las fotografías premiadas.

La fotografía Dormis, realizada por Antonio Ortiz Abellán, fue finalmente la elegida de la XXXIV edición para anunciar el Cartel de la Semana Santa de Cieza de 2022, premio dotado con quinientos euros. El segundo premio, dotado con trescientos euros, fue para el fotógrafo Antonio Jesús Hernández Alba con su instantánea Silencio y luz, siendo ésta la que ilustre la portada de la Guía de Actos de la Semana Santa de 2022. Por último, el tercer premio, dotado con doscientos euros, fue para Carlos Javier Lucas González y su fotografía Semana Santa Cieza 2, que será portada del Cartel anunciador de los actos del Pregón de 2022.

El Fallo del Concurso comenzó con la entrega de los premios del pasado Concurso, tras ello, se presentaron dos vídeos: un primero con todas las fotografías presentadas y más tarde otro con las diez finalistas. Después de la última visualización, se comunicaron los ganadores de este XXXIV Concurso de fotografía.

Cartel anunciador de la Semana Santa de Cieza 2022
Continuar leyendo «PASIÓN EN CIEZA: Dormis de Antonio Ortiz Abellán ilustrará el Cartel de la Semana Santa de Cieza 2022»

FOTOGRAFÍA COFRADE: MAGNA VUELTA A LO NUESTRO EN MÁLAGA

@JoseMariaCamara

Me he tenido que ir a El Corte Inglés aburrida con tú padre. ¡Me ha llevado a ver todos los santos y el Cristo de la Buena Muerte no sé cuantas veces lo ha visto. Me plantó a las seis menos cuarto para ver la salida! Esta explicación de mi madre podría ser, perfectamente, el resumen de una jornada para la historia. Todos teníamos el mal presentimiento de que, debido a la lluvia, nos íbamos a quedar sin conmemorar el centenario de la Agrupación de Cofradías de Málaga como a nosotros nos gusta, con pasos en la calle, pero todo lo contrario. La única lluvia que vimos el pasado sábado 30 de octubre fue la de los chorretones de sudor que les caían a los hombres de trono cuando tenían que aunar esfuerzos para volver a su casa de hermandad o para subir la Casapalma; hombres de trono que dieron una clase magistral de cómo se trabaja junto a las varas de un trono. Entrega, esfuerzo, pasión y unidad para ser los pies de sus titulares. No hay más que una forma de portar las imágenes que los hace diferentes y a la vez sublimes.

Málaga, otra vez, y no sé cuantas veces van este año, nos volvió a demostrar que ellos hacen las cosas diferentes a lo, digamos, meanstream. Sin entrar en comparaciones, porque no hay que hacerlo, si es importante destacar que el pasado sábado nos evidenciaron que ellos hacen de su Semana Santa una Semana Santa única, diferente, especial y espectacular. Desde que el Rescate se puso en la calle a eso de la una y media del mediodía, la ciudad se volcó con sus cofradías hasta que con el ‘’ Himno de Coronación de la Virgen de los Dolores’’ entró el palio por excelencia de la ciudad de Málaga, el de Dolores de la Expiración. Las calles a rebosar de gente, las esquinas de bote en bote, la Alameda más bonita que nunca y en cualquier rincón del casco histórico, las cofradías con sus imágenes.

Continuar leyendo «FOTOGRAFÍA COFRADE: MAGNA VUELTA A LO NUESTRO EN MÁLAGA»

EL IMPARCIAL: Cuánta vida en el cementerio en Tos los Santos!

@JoseMariaCamara

No recuerdo la última vez que pisé este suelo abonado diariamente; no recuerdo nada de la última vez. Solo recuerdo que te acuné entre mis brazos y te introduje en tú morada eterna. No recuerdo la última vez, ¿o sí? Para que engañarnos, si la recuerdo; estaba entero como el enfermo al que le diagnostican una enfermedad innombrable. Sin embargo, esta última vez me rompí, tan solo pude abrir la puerta y leer una frase: TE QUIERO, ABUELA. Mi rostro fue mar, fue mar como el del enfermo al que, sin esperarlo, le dicen que ya no hay rastro de la enfermedad maldita. ¡Qué momento! ¿Verdad, Juan?

Aparqué mi coche y de nuevo volví a cruzar el arco del olvido, de la amargura y de la eterna espera. Debo reconocerles que no sabía si iba a ser capaz de afrontarlo. 9 meses sin el brillo de mis días y el platito de arroz ardiendo de cada mediodía. Sin embargo, había que pasar por ese mal trago, total, se acerca el Día de todos los Santos y, aunque mi Juana escupía odio contra las flores y las visitas al cementerio, allá que me fui a contradecirla, como otras tantas veces. Abrí la puerta, la miré a los ojos y el resto se queda para ella y para mí.

Continuar leyendo «EL IMPARCIAL: Cuánta vida en el cementerio en Tos los Santos!»