FOTOGRAFÍA: PROCESIÓN DEL DESCENSO DE CRISTO A LOS INFIERNOS DE CIEZA

@JoseMariaCamara

1997 alumbró la décimo octava cofradía que entraría a formar parte de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza. No fue hasta el mes de abril de 2001 cuando, desde el taller de Hernández Navarro llegaría su titular, Jesús abriendo las puertas de los Infiernos, conocido popularmente como el Cristo de Ánimas.

Desde aquel Sábado Santo, 14 de abril, de manera ininterrumpida los hermanos de Ánimas han descendido junto a Cristo a los Infiernos, que en Cieza simbólicamente es representado con la bajada al Muro.

Cada Viernes Santo, sobre las dos y media de la madrugada, la  Ermita de San Bartolomé se llena de penitentes que juntos reflexionan sobre la homilía del Sábado Santo, juntos hacen protestación de Fe y prometen guardar silencio durante la duración de la procesión. Mientras, en la Basílica de la Asunción, se repite el mismo ritual, pero esta vez con los hermanos anderos, hermanos que esperan ansiosos la llegada de la Cruz de Guía que romperá las puertas de la Basílica cuando sobre su estructura tres veces sea golpeada la cruz.

Túnicas de esparto, gorro de verduguillo, oscuridad en las calles, voces corales, velas en las manos y sandalias recorrerán las calles de Cieza cerca de las dos horas que dura la procesión. Una procesión que se diferencia en dos partes claras, por un lado la parte donde abunda el público, hasta la bajada al Muro, y por otro lado, a partir de la subida del Muro, donde los nazarenos quedan en la soledad de la madrugada ciezana.

   _DSC4425

Señalar que, desde sus inicios, la procesión ha atraído el interés de numerosas personas que, venidas incluso desde fuera de Cieza, han llevado hasta sus localidades el mismo modelo iconográfico que Hernández Navarro desarrolló en 2001. En el caso de Archena, incluso se repite el vestuario y la bajada simbólica por una cuesta, en este caso la bajada del Monte Ope. Por contra, en Jumilla se repite solamente el modelo iconográfico de la imagen, siendo realizado, a diferencia de los de Archena y Cieza que son de Hernández Navarro, por el escultor afincado en Madrid, Antonio José Martínez Rodriguez.

La procesión culmina con el paso de Jesús abriendo las puertas de los infiernos, la imagen custodiada sobre cuatro pebeteros de fuego, va sobre un trono realizado en madera de nogal por el tallista Antonio Soriano Talavera. Trono en el cual se ven reflejados los grandes pecados de los hombres, concretamente los reflejados en el Antiguo Testamento.

A continuación os dejo un amplio reportaje de la procesión, desde la Ermita de San Bartolomé hasta las calles de Cieza.

Enlace a Flickr—)https://flic.kr/s/aHsmgVjKpw

Recuerde que todo el material de este blog esta sometido a una licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International. Por lo que el material no puede ser vendido ni modificado sin el consentimiento expreso del autor. La realización de lo anteriormente dicho puede conllevar el pago de una cantidad determinada por el propietario intelectual de estas imágenes.

José María Cámara Salmerón

Cofrade y Soñador

17/5/13

Deja un comentario